fbpx

¿Cómo capacitar a los trabajadores? ¡Toma la decisión correcta!‍

Por InboundPlus Agencia de Inbound Marketing


Muchos expertos en el lugar de trabajo creen que el auge de la IA y de las tecnologías relacionadas dará lugar a un futuro en el que los trabajadores humanos ya no serán necesarios para realizar tareas rutinarias. En su lugar, los lugares de trabajo necesitarán empleados que puedan utilizar los datos de forma inteligente, así como pensar de forma crítica y creativa. Este cambio ha llevado a muchas empresas a empezar a centrarse en cómo pueden formar a sus empleados para que sean más eficaces y útiles en esta nueva era digital.

Desarrollar un programa de formación para tu equipo puede parecer un reto abrumador, pero no tiene por qué serlo. Con el proceso y la mentalidad adecuados, puede hacer que los esfuerzos de formación de tus empleados pasen de 0 a 100 en muy poco tiempo. Para ayudarte a empezar, hemos recopilado algunos consejos sobre cómo capacitar a los trabajadores de tu empresa de forma eficaz:

 

#1 Pregúntate por qué debe capacitar a los trabajadores

Antes de iniciar un plan de formación específico para tus empleados, debes preguntarte por qué lo haces. Hay muchas razones posibles por las que puedes querer formar a tus empleados, entre ellas:

  • Para refrescar las habilidades y conocimientos de tus empleados: Esto puede deberse a un cambio en la estrategia de tu empresa, a la introducción de nuevas tecnologías o a la necesidad de cumplir con nuevas normativas.
  • Para desarrollar nuevas habilidades y competencias: Tal vez tu empresa esté entrando en un nuevo sector y necesite nuevas habilidades. O tal vez tus empleados necesiten aprender a utilizar nuevas tecnologías.
  • Para crear una cultura de mejora continua: Al crear una cultura de aprendizaje, estás enviando un mensaje claro de qué se espera que tus empleados estén siempre mejorando. Esto ayudará a reducir la rotación de personal y a crear un entorno de trabajo más positivo.
  • Para crear un nuevo proceso de incorporación: Los nuevos empleados necesitan comprender claramente la cultura, las expectativas y los objetivos de tu empresa desde el primer día.

 

#2 Establece un objetivo para tu programa de formación

A continuación, querrás establecer un objetivo para tu programa de formación de empleados. Esto te dará algo por lo que trabajar y te mantendrá en el camino mientras desarrollas tu programa. También, te ayudará a centrarte en el contenido y las áreas más importantes de tu programa de formación. Ya sea que decidas capacitar a tus empleados en nuevas herramientas, procesos de negocios o habilidades blandas, querrás asegurarte de que tu objetivo de capacitación sea claro y medible.

Por ejemplo, digamos que tu objetivo es formar a los miembros de tu equipo en el uso de un nuevo software de gestión. Podrías establecer el objetivo de formar al menos a dos miembros del equipo por semana durante los próximos dos meses sobre cómo utilizar el software de forma eficaz.

 

#3 Determina en qué quieres formar específicamente a tus empleados

Una vez que hayas establecido un objetivo para tu programa de formación de empleados, querrás averiguar exactamente qué quieres que aprendan tus empleados. Esto incluye no sólo lo que necesitan saber, sino también cómo deben actuar y responder en situaciones específicas. Al determinar el contenido de tu formación, ten en cuenta estas recomendaciones:

  • Que sea relevante: Debe asegurarte de que la formación de tus empleados sea relevante para tu trabajo diario, de modo que puedan poner en práctica sus nuevos conocimientos.
  • Que sea práctica: Piensa en las situaciones y retos específicos a los que se enfrentarán tus empleados en el trabajo y haz que su formación sea aplicable a esas situaciones.
  • Que sea breve: Las sesiones de formación largas y prolongadas suelen ser ineficaces. La mayoría de los expertos coinciden en que las sesiones de formación deben ser relativamente cortas y concretas. Si tus empleados se quedan dormidos durante la formación, algo va mal. Asegúrate de que el contenido de tu formación sea interesante y atractivo para que tus empleados se interesen por el aprendizaje.

 

#4 Crea un plan de juego para lograr tus objetivos

Una vez que hayas determinado en qué quieres formar a tus empleados, querrás crear un plan de juego que te ayude a alcanzar esos objetivos. Este plan de juego describirá los pasos que darás para poner en práctica tu programa de formación de empleados. Te ayudará a organizarte y a priorizar tus esfuerzos de formación, a la vez que te proporcionará un camino claro para alcanzar tus objetivos.

Tu plan de juego puede incluir estrategias a corto y largo plazo, así como las diferentes partes interesadas que participarán en tus esfuerzos de formación. Por ejemplo, si quieres formar a tus empleados en el uso de un nuevo software de atención al cliente, puedes planificar una sesión de formación al principio de cada semana. También puedes involucrar a los jefes de los empleados pidiéndoles que participen en las sesiones de formación para asegurarte de que entienden cómo funciona el nuevo software.

 

#5 Planifica la logística de tu programa de formación

Una vez que haya decidido sobre qué quieres formar a tus empleados y cómo quieres hacerlo, tendrás que considerar cómo vas a implementar tu programa de formación de empleados. Deberás tener en cuenta aspectos como:

  • Dónde va a formar a tus empleados: Esto puede incluir la celebración de sesiones de formación en persona o en línea. También puedes considerar la posibilidad de llevar a tus empleados a un lugar central donde puedan formarse juntos.
  • Cuándo va a formar a sus empleados: Puede que un programa de formación continua funcione bien para tu equipo, o puede que prefieras realizar sesiones de formación específicas en determinados momentos del año.
  • Quién dirigirá las sesiones de formación: Puede que quieras que una persona o un equipo dedicado dirija los esfuerzos de formación de tu empresa, o puede que prefieras que cada departamento dirija sus propias sesiones de formación.

 

#6 Crea un plan de estudios

Una vez que hayas decidido sobre en qué quieres formar a tus empleados y cómo quieres hacerlo, tendrás que crear un plan de estudios para tu programa de formación.

Un plan de estudios es básicamente un programa que describe el contenido del curso y los materiales didácticos que utilizará en sus sesiones de formación. Un buen plan de estudios te ayudará a mantenerte organizado y a asegurarte de que estás cubriendo el contenido correcto de la manera correcta. Un plan de estudios claro también te ayudará a mantener el rumbo y a asegurarte de que tus empleados reciben la formación que necesitan, al tiempo que minimizas las posibles distracciones e interrupciones.

Al crear tu plan de estudios, deberás tener en cuenta lo siguiente:

  • El orden en el que cubrirás el contenido: Querrás asegurarte de que cubres primero el material más importante, seguido por el contenido menos importante hacia el final de la sesión de formación.
  • El material didáctico que utilizarás: Deberás elegir materiales que sean relevantes y atractivos, y que al mismo tiempo sean apropiados para los niveles de habilidad de tus empleados.
  • Cómo calificarás el progreso de tus empleados: Querrás asegurarte de que dispones de un sistema de calificación para hacer un seguimiento del progreso de tus empleados, al tiempo que te aseguras de que están cumpliendo los resultados de aprendizaje requeridos y reteniendo la información que se les ha enseñado.

 

#7 Asegúrate de disponer de las herramientas adecuadas para la formación

Cuando diseñes tu programa de formación de empleados, asegúrate de que dispones de las herramientas adecuadas para el trabajo. Esto incluye algo más que tu plan de formación, sino también la tecnología que utilizas para impartir tus contenidos y hacer un seguimiento del progreso de tus empleados.

Por ejemplo, si decide formar a tus empleados mediante una plataforma de formación en línea, asegúrate de elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y soporte tu contenido de formación específico. Al elegir la tecnología que utilizarás para tu programa de formación, asegúrate de tener en cuenta lo siguiente:

  • ¿La tecnología que estás utilizando satisface las necesidades de tus empleados? ¿Cumplirá tus requisitos de formación?
  • ¿Qué tipo de apoyo está disponible? ¿Cuál es el tiempo de respuesta cuando se necesita ayuda con la tecnología?
  • ¿Es fácil utilizar la tecnología? ¿Pueden tus empleados aprender a utilizarla por sí mismos o necesitarán ayuda?
  • ¿Cuál es la durabilidad de la tecnología? ¿Durará lo suficiente como para hacer el trabajo, o habrá que sustituirla con frecuencia?
  • ¿Cuál es el coste de la tecnología? ¿Cuáles son los costes y honorarios iniciales y a largo plazo?

 

#8 Aplica los cambios y las lecciones aprendidas

Por último, una vez que hayas completado tu programa de formación de empleados y éstos hayan terminado su formación, querrás implementar cualquier cambio que hayas descubierto en el camino. Para ello, puedes celebrar reuniones individuales con tus empleados o realizar encuestas a los empleados para evaluar su satisfacción con el programa de formación. Además, puedes utilizar los resultados de tu programa de formación para informar sobre la cultura de tu empresa, ofrecer nuevos beneficios y ventajas, y contratar nuevos empleados. Cuando se trata de nuevas contrataciones, puedes utilizar los conocimientos que has obtenido de tu programa de formación de empleados para seleccionar mejor a los candidatos e identificar a las mejores personas para el trabajo. Estos consejos y trucos te ayudarán a desarrollar un programa de formación de empleados que beneficiará a tu empresa y a tus empleados de muchas maneras.

 

InboundPlus Agencia de Inbound Marketing

Sobre el autor

InboundPlus es creada con el fin de ayudar a empresas pequeñas y medianas a implementar una estrategia de inbound marketing, que pueda cubrir su principal necesidad de generar más clientes tanto a corto y largo plazo, logrando un posicionamiento en el mercado, pero con una base sólida desde la identificación de los clientes ideales de la empresa, para luego aportarles contenido de valor, educándolos sobre la propuesta de valor y llevándolos a la acción.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}